UN ENTORNO ADAPTADO, ES UN ENTORNO MÁS SEGURO

Adaptación del hogar, baño adaptado para discapacitados

¿A quién va dirigida?

A personas con movilidad reducida, personas mayores, en situación de dependencia o con discapacidad, susceptibles de sufrir accidentes domésticos durante la realización de las actividades básicas de su vida diaria (ABVD), y que deseen disminuir el riesgo de posibles accidentes y lesiones, aumentando su seguridad y su autonomía personal, disponiendo así de una mejor calidad de vida.

¿En qué consiste?

En la aplicación de medidas y estrategias de carácter preventivo en su hogar, mediante adaptaciones de seguridad y accesibilidad, así como la incorporación de productos de soporte más adecuados, lo que facilita la realización de sus tareas cotidianas.

PUNTOS BÁSICOS EN LA ADAPTACIÓN DEL HOGAR

  • Adaptación del acceso a la vivienda
  1. Rampa de acceso
  2. Asideros
  3. Ascensor
  • Adaptación del mobiliario  
  1. Muebles con cantos redondos
  • Adaptación del baño; actuaremos sobre:
  1. Eliminación de bañera      
  2. Subir de altura el inodoro
  3. Poner el lavamanos libre, ya que en caso de silla de ruedas si tenemos un mueble debajo del lavamnos no podríamos asearnos.
  4. Colocación de asideros.
  5. En caso de ser necesario colocación de pavimento antideslizante.
  6. Etc…
  • Adaptación de la cocina
  1. En caso de silla de ruedas, adaptaremos la altura de los mueble de cocina
  2. Colocación de pavimentos antideslizantes
  3. A ser posible, por problemas de potencia eléctrica, colocaremos una cocina de vitrocerámica o de inducción
  4. En caso de no poder colocar una cocina eléctrica, pondremos detectores de gas
  5. Gritería con termostato 
  6. Etc…
  •  Adaptación del dormitorio
  1. Eliminación de alfombras
  2. Colocación de detectores de movimiento para que se conecten a la luz
  3. Etc…

¿Cómo se realiza?

Tras realizar en su domicilio nuestro servicio de Asesoramiento socio-sanitario, y valorando el tipo de discapacidad y las limitaciones o dificultades que tiene la persona en la realización de sus actividades diarias; planteamos cómo se pueden resolver (no solo para la necesidad del momento, sino también para el futuro). 

Posteriormente realizamos las adaptaciones o bien incorporamos los elementos de soporte que sean necesarios, todo ello para mejorar la calidad de vida y la autonomía de la persona.

¿Por qué es necesario?

  • Para mejorar la calidad de vida y la autonomía de las personas.
  • Para reducir la posibilidad de accidentes y lesiones, fácilmente evitables.
  • Para evitar la sobrecarga de los familiares o el trabajo del cuidador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *