Ayudas

 

AYUDAS PARA LOS CUIDADORES NO PROFESIONALES QUE CUIDAN DE SUS FAMILIARES 

AYUDAS SOCIALES

AYUDAS OFICIALES

ASOCIACIONES

CUANDO ES EL MOMENTO EN QUE UN CUIDADOR FAMILIAR NECESITA CONTRATAR UN CUIDADOR EXTERNO

Sentimos la necesidad de buscar un cuidador externo cuando el esfuerzo físico nos supone sentirnos rendidos, porque pensamos que podemos con todo y que es nuestra obligación y así es, es un pensamiento sobre todo de las mujeres porque estamos enseñadas a no rendirnos, a tirar con todo; de la casa, de la familia, de los hijos y de los maridos. Algunos a haber vivido en un núcleo familiar muy fuerte con sus padres, en el que cuando nosotros hemos necesitado ayuda de ellos o enfermado, ellos han estado siempre ahí.

Pero si que es cierto que nuestros padres nos han dado la vida, que han trabajado para que nosotros hayamos podido tener un futuro digno, nos han criado, arropado en la cama, cambiado los pañales, alimentado y nunca les hemos oído quejarse.

Las conversaciones entre nuestros padres cuando sí estaban capacitados psicológicamente y físicamente, que nos decían; cuidarnos hijos y nunca nos abandonéis, no nos dejéis en una residencia, querríamos estar siempre en nuestra casa. Debemos pensar que entonces era una situación y ahora es otra bien distinta, por lo tanto podemos concederle sus deseos de estar en su propio hogar y con los mejores cuidados.

CAUSAS DEL ESTRÉS Y NUESTROS LÍMITES

Pensar que nosotros los cuidadores somos el puntal, es decir, que si nosotros fallamos, falla todo.

TENEMOS PENSAMIENTOS ERRÓNEOS

La característica de los pensamientos erróneos es que son automáticos, aparecen sin que nos demos cuenta y por lo tanto no nos cuestionamos la certeza.

Serie de pensamientos erróneos:

  • Soy la única persona que puede cuidar de mi familiar.
  • Soy la persona que lo cuida mejor.
  • Cuidarlo es mi obligación
  • Sin mi estaría perdido/ ida.
  • Soy egoísta si quiero tener espacio para mi misma.

Cuando  sentimos que nuestras fuerzas decaen tanto físicas como psíquicas, que sabemos que lo estamos haciendo bien, pero también dudamos de ello, nos sentimos satisfechos pero a la vez culpables y siempre nos hacemos la misma pregunta, ¿ lo estaré haciendo bien ?, siempre creemos que podemos hacerlo aún mejor y por lo tanto darles mas calidad de vida; pero ya no podemos mas, estamos las veinticuatro horas del día, en dedicación absoluta, durante meses y años, aveces esperamos hasta en enfermar, otras estamos en un equilibrio en el que no enfermamos, pero permanecemos en un estado de agotamiento continuo, que nos nubla la vista para percibir una triste realidad, ya no podemos más, nuestro mundo parece derrumbarse, es entonces cuando debemos tomar una determinación, esperar a caer enfermos o a aliviar nuestra carga en la medida de lo posible, pues va en ello nuestra salud.

SÍNTOMAS DEL AGOTAMIENTO

  • Cuando nos sentimos irritados y deprimidos, que todo nos molesta.
  • Cuando no podemos dormir.
  • Cuando nos sentimos agotados.
  • Cuando sentimos que cada vez nos cuesta más concentrarnos.
  • Cuando sentimos que tenemos pérdida de memoria.
  • Cuando sentimos dolor muscular, dolores de cabeza, dolores estomacales.
  • Cuando sentimos la pérdida de apetito.
  • Cuando sentimos la perdida del deseo sexual.
  • Cuando ni siquiera tenemos ganas de hablar con la gente o los amigos, por que nos supone un esfuerzo o una pérdida de tiempo.
  • Cuando perdemos el interés por nosotros, en arreglarnos o incluso en asearnos.
  • Cuando todo lo vemos de color negro y pensamos que no tiene solución alguna.
  • He de centrar mi vida a cuidar y dejar en segundo plano todo lo demás ” trabajo, familia, amigos… “.

Ahora es cuando sí precisamos de un cuidador externo, para poder equilibrar nuestra estado físico y psíquico.

Podremos y debemos por nuestro bien retomar las aficiones que nos gustaba o que nos gustaría hacer, caminar, dar un paseo con tranquilidad,  hacer deporte, juntarnos de nuevo  con nuestras amistades, etc…todo ello nos ayudará a sentirnos más activos, mas animados y ver las cosas de otro color.

SERVICIOS SOCIALES

AYUDAS AL DEPENDIENTE
Son los servicios para la Promoción de la Autonomía personal y de atención a las personas en situación de Dependencia.

SERVICIOS SOCIALES
Son servicios prestados al usuario en su propio domicilio, con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria.
● AVD ( La atención personal, en la realización de las actividades de la vida diaria )

ENGLOBAN:
● La atención a las necesidades domesticas del hogar, limpieza, cocina u otros.
También pueden remitirle a:
CENTRO DE DÍA
CENTRO DE NOCHE
Creados con el fin de incrementar o mantener el mejor nivel posible de la autonomía personal del enfermo y prestar apoyo a sus familiares cuidadores.
CENTRO DE ATENCIÓN RESIDENCIAL
Ofrecer servicios continuados de atención de carácter personal y sanitario según el tipo de Dependencia, grado de la misma e intensidad de cuidadores que precise la persona, existen dos tipos de centro.

RESIDENCIA DE PERSONAS MAYORES EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA

CENTRO DE ATENCIÓN A PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA
En razón de los distintos tipos de discapacidad.

RESPIR RESIDENCIAL ” VACACIONAL “
Es un programa de soporte dirigido a las familias
que tienen a su cargo personas mayores de 65 años, con un determinado grado de dependencia.
Tiene como finalidad mejorar la calidad de vida de los cuidadores, proporcionándoles un tiempo de descanso.
Ofrecen plazas residenciales a las personas mayores, de un tiempo máximo de dos meses al año, pudiéndolos disfrutar en periodos de un mínimo de 15 días.

RESPIR POR CAUSA MEDICA O DE OPERACIÓN DEL CUIDADOR FAMILIAR.

CASALES

TRANSPORTE PARA PERSONAS DISCAPACITADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *