Català Català Español Español

EL CORONAVIRUS COVID-19 Y EL CUIDADO DE NUESTROS MAYORES

Actualmente, estamos ante una situación en la que parece que tenemos en riesgo nuestra propia salud a corto plazo, debido a la aparición del Coronavirus (COVID-19 o SARS-CoV-2).

Por si la epidemia de gripe común de cada año no fuera suficiente amenaza, para nuestros mayores, con el Coronavirus, la supervivencia de nuestros mayores se complica aún más.

  1. LAS PANDEMIAS DEL SIGLO XXI
  2. EFECTOS DE LOS CORONAVIRUS
  3. NUEVO CORONAVIRUS COVID-19 (SARS-CoV-2)
  4. GRUPOS DE RIESGO POR EL CORONAVIRUS COVID-19
  5. PREVENCIÓN LÓGICA DEL CONTAGIO POR EL CORONAVIRUS COVID-19
  6. ESTILO DE VIDA Y EXPANSIÓN DEL CORONAVIRUS COVID-19
  7. CÓMO PROTEGER A NUESTROS MAYORES, FRENTE AL CORONAVIRUS

1. LAS PANDEMIAS DEL SIGLO XXI

Las pandemias no son ninguna novedad, solo desde el año 2000, la humanidad ha sufrido cuantiosas pérdidas humanas, a causa de las siguientes pandemias :

2002 – Se calcularon en 1.000 los casos de POLIO en la región de Uttar Pradesh, India.

2003 – Epidemia de síndrome respiratorio agudo severo  SARS (SARS-CoV) con 8.000 infectados y 700 muertes en dos meses.

2005 – La gripe aviaria en su cepa H5N1, se convirtió en una amenaza de pandemia cuando se produjeron los primeros contagios en seres humanos.

2009-2010 – La Pandemia de GRIPE A (H1N1) se cobró la vida de más de 18.000 personas alrededor del mundo.

2010 – Un brote de CÓLERA azotó Haití, tras el terremoto de Haití de 2010 que lo precedió, con más de medio millón de afectados y 8.000 víctimas en el 2013.

2014 – La epidemia de ÉBOLA de 2014 comenzó con un brote en Guinea en marzo y se extendió en los meses siguientes a Liberia y a Sierra Leona. Posteriormente alcanzó a Nigeria, Senegal, España y Estados Unidos. Su alta tasa de mortalidad y ausencia de cura ha llevado a cobrarse la vida de más de 4.500 personas en medio año.

2012-2015 – El Síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS-CoV) fue detectado en el 2012 en Arabia Saudí En mayo del 2013 se habían producido casos en más de 7 países incluyendo Qatar, Reino Unido, Francia, Alemania y Túnez. El virus infectó a casi 1.000 personas y mató casi más de 500..

2014 – El Virus del Zika azotó toda Latinoamérica con varios millones de infectados y miles de bebés nacidos con Microcefalia y otros miles de muertos, la cifra sigue en aumento.

2 EFECTOS DE LOS CORONAVIRUS

Los coronavirus son una gran familia de virus que pueden causar enfermedades humanas que van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo. Los casos graves pueden presentar insuficiencia respiratoria que necesite ventilación mecánica e ingreso en unidades de cuidados intensivos. Algunos pacientes han presentado insuficiencia orgánica, sobre todo renal, o choque séptico. El virus parece causar enfermedad más grave en ancianos y personas con sistemas inmunitarios debilitados o enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer o las neumopatías crónicas.

3 NUEVO CORONAVIRUS COVID-19 (SARS-CoV-2)

Ahora, un nuevo tipo Coronavirus descubierto a mediados de diciembre de 2019 en el centro de China hace su aparición. El 11 de febrero de 2020 la Organización Mundial de la Salud denomina oficialmente como COVID-19 a la enfermedad producida por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2​ (del inglés severe acute respiratory syndrome coronavirus 2).​ La mayoría de los infectados provienen de la ciudad de Wuhan capital de la provincia de Hubei al oeste de Shanghái. Las cifras de personas contagiadas asciende a más de 80.000. Hasta el 2 de marzo se contabilizaban en China alrededor de 2.900 defunciones, esto de acuerdo con la Comisión de Sanidad de ese país asiático. A fecha de 4 de Marzo de 2020 se han contabilizado personas infectadas en 77 países en todos los continentes.

El coronavirus puede causar enfermedades que van desde infecciones leves de las respiratorias superiores (fiebre y tos) hasta neumonía, choque séptico, síndrome de distrés respiratorio agudo o incluso la muerte.

El nuevo coronavirus pertenece a la misma familia del MERS y el SARS, poniendo de nuevo en riesgo la delicada vida de nuestros mayores, que adolecidos de múltiples enfermedades crónicas, que los hacen más vulnerables, a pesar de haber superado hasta la fecha, anteriores pandemias.

4 GRUPOS DE RIESGO POR EL CORONAVIRUS COVID-19

Entre los pacientes con enfermedades crónicas graves se encuentran los que sufren patologías cardiovasculares, asma, EPOC, diabetes, insuficiencia renal y personas inmunodeprimidas.

Pero son las personas mayores de 80 años las que corren mayor riesgo, y en ese grupo de población tienen un índice de mortalidad del 14,8%. De hecho, a partir de los 60 años aumenta el riesgo, sobre todo si la persona tiene otras enfermedades que pueden afectar su sistema inmunitario. 

5 PREVENCIÓN LÓGICA DEL CONTAGIO POR EL CORONAVIRUS COVID-19

Hay un refrán que dice…”Más vale prevenir, que curar”, y nada resulta más lógico que intentar evitar el contagio de cualquier Virus o Coronavirus a nuestros ancianos, adoptando unas “lógicas” medidas preventivas, para evitar el contagio en la medida de lo posible.

Las principales y más efectivas medidas preventivas, nada tienen que ver con vacunas ( inexistente hoy en día para el COVID-19), la ingesta de retrovirales ni suplementos alimenticios, sino que se trata de medidas cautelares, de modificación de nuestra conducta ante nuestros mayores y no deberíamos tomarlas a la ligera, pues de la modificación o no de nuestros hábitos cuando estamos con ellos, puede depender la vida de nuestros mayores.

6 ESTILO DE VIDA Y EXPANSIÓN DEL CORONAVIRUS COVID-19

La mayoría de nosotros, al no estar dentro de los grupos de riesgo, hacemos “por el momento”, una vida normal, salimos a la calle, nos desplazamos al trabajo en transporte público o privado, comemos en restaurantes, hacemos las compras en tiendas, supermercados o centros comerciales, vamos al gimnasio, a centros de estudio, a recoger a nuestros hijos de la escuela, hacemos viajes en barco o avión por trabajo o placer y en todos estos sitios nos relacionamos con vecinos, compañeros de trabajo, dependientes, amistades y nos cruzamos con multitud de personas desconocidas para nosotros, en hospitales, centros de día y residencias.

Nuestra forma de vida, hace que las probabilidades de expansión de las enfermedades contagiosas sea extremadamente alta. Si a ello le sumamos que con el COVID-19 pueden no aparecer síntomas, hasta 2 semanas después de ser contagiados y que no nos podemos hacer el test cada día para saber si estamos contagiados, podría ser, que fuéramos contagiando durante 2 semanas, sin saberlo ni tomar medidas de control, lo cual hace una combinación altamente propicia para la expansión de esta enfermedad.

Cambiar nuestro estilo de vida para evitar la expansión de la enfermedad, es bastante difícil y de hecho ya está resultando “traumáticas” las pocas medidas que se están aplicando para evitarla, como el confinamiento domiciliario o en hospitales de personas en cuarentena y la reducción de la movilidad local e internacional, que está disminuyendo la fabricación y la distribución, que a su vez produce un enlentecimiento de la economía global y grandes pérdidas económicas en los mercados internacionales.

7 CÓMO PROTEGER A NUESTROS MAYORES, FRENTE AL CORONAVIRUS

La mejor forma de proteger a nuestros mayores del contagio, es aplicar una serie de cambios en la forma de vida de todos.

Cambios en la vida de los mayores :

  • Evitar su asistencia a centros de día, residencias y hospitales, si es posible.
  • Intentar que vivan en su propio domicilio, con una cuidadora si es preciso.
  • Evitar su exposición al exterior sin que usen mascarilla FFP2.
  • Deben lavarse “bien” las manos al regresar del exterior o zonas comunes.
  • Evitar que se toquen los ojos nariz y boca, antes de lavarse las manos.

Cambios en la nuestra, estando con ellos :

  • Lavarnos “bien” las manos al llegar y antes de entrar en contacto directo.
  • Usar una mascarilla normalita, mientras estemos con ellos.
  • Toser y estornudar en un pañuelo desechable o en el codo.
  • Evitar tocar ojos, nariz y boca, de ambos, antes de lavarse las manos.

Cambios en nuestra vida :

  • Mantener la distancia y evitar el contacto directo con otras personas.
  • Usar mascarilla FFP2 si vamos a sitios concurridos (supermercados y transportes).
  • Lavarnos “bien” las manos al llegar a casa.
  • Usar una mascarilla normalita, si estamos con alguien.
  • Toser y estornudar en un pañuelo desechable o en el codo.
  • Evitar tocarse los ojos nariz y boca, antes de lavarnos las manos.

Esperamos que esta información os sirva para ayudar proteger la salud de todos y evitar el contagio masivo, por el Coronavirus COVID-19, que a quien más afecta es a las personas mayores.

“Mas vale prevenir…que curar”

ensuHogar Marzo 2020

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: